La sacristía

Hacer clic en la imagen para aumentar

 

La sacristía se presenta como un ambiente lineal y sobrio, con el mobiliario que contiene todo el material necesario para las grandes celebraciones que con frecuencia hay en la Basílica.

En las paredes de pueden admirar las siguientes obras: un gran alto relieve de la Virgen del Carmen con Santa Teresa y San Juan, el emblema basilical en mármol y una serie de diez cuadros encuadrados, que representan doce personajes carmelitas menos conocidos, pero importantes dentro de la Orden.

En la sacristía, para quien lo desea, es posible recibir el agua bendecida para el uso personal.

El transepto del lado del mar »